Hoy en día independizarse es algo cada vez más difícil sobretodo por causas puramente económicas. El momento de abandonar el “nido” se alarga cada vez más, pero para muchas personas para las que es imposible comprar o alquilar un piso existe otra opción: compartir una vivienda.

Compartir un lugar donde vivir puede ser la solución definitiva a vuestra necesidad de salir de la madriguera. Para ello, os presento varias opciones que van desde la posibilidad de acceder a una vivienda de forma gratuita hasta el hecho de poder tener vuestra pequeña “república independiente” dentro de un piso por poco dinero.

Alojamiento gratuito ofreciendo tu ayuda a personas mayores

Esta es una muy buena opción a la hora de acceder a un alojamiento siempre que compartir tu vida con una persona mayor sea una experiencia que te apetezca vivir y estés dispuesto a dar lo mejor de ti ofreciendo tu ayuda y todo tu cariño y atención. Esta  iniciativa de ayuda intergeneracional llamada Homeshare es un programa de ayuda mutua en el que dos personas comparten vivienda para poder cubrir las necesidades que cada una de las partes tiene. Habitualmente quienes forman parte de esta iniciativa son personas mayores que ofrecen su casa de forma gratuita a personas jóvenes a cambio de compañía y ayuda en sus tareas domésticas diarias.

En este servicio intervienen dos tipos de personas usuarias. Por un lado las “alojadoras”, personas mayores que ofrecen una habitación en su vivienda y el acceso a las zonas comunes de forma gratuita y por otro las “alojadas”, personas más jóvenes que deciden vivir en casa de esas personas ancianas ofreciéndoles su ayuda, compañía y atención.

En la web homesharespain podéis encontrar toda la información que necesitáis conocer antes de decidiros a vivir esta experiencia. Personalmente nunca he participado del programa, pero creo que es una forma genial de tener un lugar en el que vivir de forma gratuita y a la vez enriquecerse a nivel personal.

compartir-vivienda-alojarse-gratis-poco-dinero-1

Compartir habitación

Esta opción es poco habitual en nuestro país pero entre personas que van a vivir al extranjero, es algo más común, sobretodo en regiones donde acceder a una vivienda es más costoso. Es una forma de ahorrar mucho dinero sacrificando parte de tu intimidad. Personalmente, a estas altura de mi vida, es una opción que sólo barajaría en caso de necesidad y por tiempo limitado, aunque las experiencias que conozco de compartir habitación entre estudiantes jóvenes son bastante buenas. La experiencia entre personas más adultas resulta algo menos gratificante y suele ser menos duradera, pero ¡seguro que hay excepciones!

Como todo, es una opción personal y en ella influyen muchos factores que pueden ir cambiando dependiendo de la situación en la que cada uno se encuentre. Creo que es una posibilidad más a tener en cuenta tanto para un largo como corto periodo de tiempo y que permite un ahorro muy importante de dinero.

Compartir piso

Esta es la forma económica más común de acceder a una vivienda. Tanto si eres dueño de un piso como si eres inquilino, esto te permite ahorrar en el pago de un alquiler y también en el pago de facturas de electricidad, Internet, agua, comunidad… Para ello existen también varias opciones de las que os voy a hablar a continuación.

Tengo un piso en propiedad y quiero alquilar una habitación

Si dispones de un piso y necesitas compartir gastos u obtener unos ingresos, buscar personas que estén interesadas en alquilarte una habitación es una buena solución. Poniendo un anuncio conseguirás encontrar al inquilino perfecto con el que compartir tu casa. Para ello, además de colgar los tradicionales anuncios por la calle, espacios públicos y lugares estratégicos, puedes acceder a las webs más conocidas sobre búsqueda de pisos e insertar tu anuncio en el apartado “pisos compartidos” que muchas ofrecen. También existen páginas especializadas en este tipo de alquileres entre las que yo destacaría la de pisocompartido y coompy. En esta última puedes publicar lo que ofreces en el apartado “publica habitación” y ya solo te quedará esperar a recibir solicitudes.

Somos un grupo y buscamos un piso de alquiler

Si sois unas cuantas personas decididas a compartir un piso, en las conocidas webs de búsqueda de piso podréis encontrar aquello que andáis buscando. Lo mejor es que utilicéis los filtros que ofrecen estas páginas para escoger el número de habitaciones y baños que queréis, el precio máximo que estáis dispuestos a pagar entre todos y los requisitos que queráis incluir. Algunas webs como segundamano te permiten también elegir entre los pisos anunciados por inmobiliaria y los anunciados por particulares. Mi recomendación es que elijáis un piso que provenga directamente del propietario, ya que eso os ayudará a ahorrar mucho dinero al no tener que pagar las comisiones que las inmobiliarias se llevan con los alquileres. Además, tener un trato directo desde el principio con el propietario, te aporta una seguridad a la hora de los posibles problemas que puedan surgir en la vivienda.

compartir-vivienda-alojarse-gratis-poco-dinero-2

Busco una habitación en un piso compartido

Tener una habitación individual en un piso donde convives con otras personas y con las que compartes espacios comunes es algo muy habitual. Si la opción que habéis elegido es la de buscar habitación o compañeros con quien compartir un piso os recomiendo sobretodo visitar la página web piscompartido. Otra web que os puede ayudar también en vuestra búsqueda es la de coompy, muy similar a la anterior. Ambas páginas están dedicadas exclusivamente a esta modalidad de vivienda compartida y pueden seros de gran utilidad. Además de esto, podéis encontrar anuncios de este tipo también en páginas dedicadas a la búsqueda de piso de forma general: segundamano, fotocasa, enalquiler, idealista… donde en muchas de ellas podréis aplicar el filtro de “piso compartido”.

compartir-vivienda-alojarse-gratis-poco-dinero-3

Como buscar vivienda es algo que en muchas ocasiones provoca algo de estrés y nervios, os dejo un monólogo que le aporta un toque de humor a este fantástico mundo de compartir piso. Seguro que aquellos que ya habéis tenido la experiencia de compartir una vivienda veréis reflejadas en él situaciones que tal vez os suenen (exageradas, por supuesto, como monólogo que es). Pero para quienes os lo estáis planteando, no dejéis que lo que dice Quim Gutiérrez en el vídeo os desanime, ya que compartir piso ¡puede ser una experiencia maravillosa!

¿Os animaríais a compartir vivienda en cualquiera de las modalidades posibles?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here