Seguro que muchas y muchos de vosotros ya habréis oído hablar de la famosa y “milagrosa” crema antiarrugas de Lidl, conocida especialmente después de un estudio realizado por la OCU (Organización de Consumidores) en el que concluye que esta crema no tiene nada que envidiarle, e incluso es mejor, a muchas otras de reconocidas marcas que alcanzan precios desorbitados.

Lo cierto es que yo sí conocía de su existencia pero nunca la había probado hasta estas pasadas Navidades. En una de las tantas comilonas propias de estas fechas, en este caso una organizada con el grupo de amigos, una amiga comentó que su cuñada le había traído de Suiza un bote de la crema antiarrugas Q10 de Lidl. Rápidamente empezamos a hablar sobre ella y otra de las amigas dijo que ella la usaba a diario pero que muchas veces tenía dificultades para encontrarla en tiendas. Desde que el estudio de la OCU salió a la luz, las ventas de esta crema se han disparado hasta el punto de agotar existencias en muchos establecimientos de la cadena alemana y de provocar largas colas ante el anuncio de la llegada de una nueva remesa. Sabiendo esto, las demás nunca nos habíamos animado a intentar encontrar la crema pensando que, siendo un producto tan codiciado, no daríamos con él.

¿Cómo conseguí la Cien Q10?

Al día siguiente después de la comida, recibimos en nuestro grupo de whatsapp un mensaje en el que otra de las amigas nos informaba de que estaba en un Lidl donde sí había varias unidades de la crema tanto en su versión de día como de noche. Inmediatamente le hicimos nuestros pedidos y así fue como estas cremas llegaron hasta el mueble de mi baño.

Llevo desde entonces utilizándola de forma habitual por la mañana y por la noche y, lógicamente, todavía no puedo decir que haya notado nada ni para bien ni para mal.

cien-q10-lidl-mejor-crema-antiarrugas-low-cost-1

Lo primero que debemos tener claro cuando nos disponemos a elegir una crema antiarrugas es que los milagros no existen. Todavía no se ha inventado ningún producto ni brebaje que nos proporcione la juventud eterna, por lo que el paso del tiempo siempre se verá reflejado en nuestra piel en mayor o menor medida. Lo que también es cierto es que cuidar la limpieza e hidratación de nuestra piel y especialmente la de nuestro rostro hará que éste se vea más reluciente y con menos arrugas.

¿Qué tiene la crema antiarrugas Cien Q10 de Lidl que la hace diferente a las demás?

Lo primero y más interesante es su precio. A diferencia de otras cremas que contienen prácticamente los mismos ingredientes, un bote de Cien Q10 de día puede adquirirse por menos de 3€, concretamente por 2.99€. La misma crema en su versión de noche tiene un coste de 3.99€, un euro más que la anterior.

En la siguiente fotografía podréis ver los ingredientes que la componen y valorar si se adapta o no a lo que necesita vuestra piel.

cien-q10-lidl-mejor-crema-antiarrugas-low-cost-2

Tal vez lo más destacado y a la vez lo más escuchado últimamente cuando oímos hablar de cremas es la famosa Q10, sobre la que, personalmente, poco sabía hasta el momento. La Q10 es una coenzima presente en el interior de nuestras células cuya principal función es la de oxigenarlas y contribuir al buen funcionamiento del sistema vascular y del sistema inmunitario. El problema es que ésta empieza a disminuir alrededor de los 30 años, por lo que facilitársela a nuestro cuerpo mediante los alimentos que la contienen (como el atún, las espinacas o los cachuetes) y a través de cremas, ayuda a retrasar el envejecimiento de las células y a regenerar la piel.

Según el estudio que hizo la OCU comparando 14 cremas para combatir los efectos de la edad, la Cien Q10 de Lidl es la mejor crema antiarrugas del mercado. Si accedéis al enlace del estudio podréis hacer una comparación automática entre lo que ofrecen cada una de esas cremas.

Es cierto que el estudio de la crema se hizo únicamente en base a su versión de día, pero supongo que usando la de noche sus efectos pueden verse potenciados. Además de éstas, sé que también pueden encontrarse cremas de esta misma marca dirigidas especialmente al cuidado masculino, aunque desconozco su precio (deduzco que también se tratará de productos low cost) y su eficacia.

Cien NO experimenta en animales

Esta es otra de las razones por las que recomendaría adquirir esta crema y es que el respeto al medio ambiente y a los animales es algo que también valoro.

Con todo esto no podemos más que llegar a una conclusión: la calidad y el precio no están reñidos, lo más caro no siempre es lo mejor y no todo lo que es barato viene acompañado de una peor calidad.

¿Qué os parece esta crema? ¿La habéis probado?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here